Posts etiquetados ‘crisis’

¿Hora de hacer las maletas?

Publicado: 01/07/2013 en Sobre Mi
Etiquetas:, , ,

¿Estás buscando trabajo? ¿ Pasas horas, días, meses incluso empiezan convertirse en años esperando que suene el teléfono? ¿Buscas encontrar algo que te haga sentirte realizado? ¿El desánimo se apodera de ti? ¿Sabes que somos el país con mayor paro juvenil? ¿Qué será de España en 20 años? ¿Quedará alguien? ¿Hay vida más allá de las fronteras? ¿Y al otro lado del charco? ¿Seré yo? ¿Será mi CV? ¿Serán ellos? y sobre todo, ¿dónde está mi lugar?

Hoy haré una relativa pausa en el 2.0 para centrarme en algo más actual si cabe que las redes sociales, la fuga de cerebros. Lo que ocurre en nuestro país creo que no lo hubiera augurado ni la mejor de las pitonisas. Elevadas tasas de paro, 57,2% de jóvenes menores de 25 años que están en casa delante del ordenador o de la tele viendo como se les pasa la vida y sin que haya solución cercana, desesperación, recortes, menos becas, subida de tasas…

Ahora ya no importa si tienes carrera o si no, todos vamos en el mismo barco. Es más, actualmente haber finalizado la carrera y no tener mucha experiencia es un hándicap, puesto que el interés que muestran las empresas se centra en aquellas personas que aun no han finalizado sus estudios y pueden firmar un convenio de prácticas para pagarles poco y convertirlos en el superbecario más preparado de todos. Becario-eficiente---Humor-gráfico

(más…)

Anuncios

¿Conoces el positivismo? Seguramente habrás oído hablar y mucho ya que está muy de moda últimamente y más con la que cae. ¿Cuántas veces te han dicho…?’ ¡Sé positivo!’ y tu habrás pensado: ‘¿Para qué?’ o al contrario, ¡lo soy, y mucho!’ Así que si eres una persona positiva o muy positiva, quizás no te interese seguir leyendo, pero si no lo eres, te invito a continuar.

Las noticias no ayudan, pero claro, ellas no tienen que hacer de psicólogos, esos te los pagas tú, ellas dicen lo que hay. Parados, desahucios, gente sin casa, sin trabajo, algunos sin poder comer y otros que por esto, ya no están para vivirlo, son noticias a la orden del día. Y todavía se atreve Coca Cola a venir diciendo Destapa la felicidad, o Campofrío con el Curriculum de tu vida, entro otros muchos anuncios publicitarios.

Pues sí, han demostrado ser los mejores en transmitir estos mensajes y hacer que llegue a todos convirtiéndose en los más vistos.

‘Suerte por haber nacido, por seguir aquí, cosas buenas, busca la felicidad, mira lo que has conseguido porque ya lo hiciste, reír,  generación más preparada, valientes, campeones, se te olvida que eres más listo de lo que crees…’ son alguna de las frases que cuentan estos anuncios y que se te olvidan cuando deberías tenerlas todos los días presentes.

Quizás si eres una persona negativa, lo verás todo excesivamente superficial o demasiado bonito siendo incapaz de entender lo que verdaderamente quieren transmitir con el mensaje. Seguramente te sientas más identificado con la pestaña que encontrarás aquí arriba denominada Sentimiento. Te animo a que la leas, ya que va más contigo. Si eres positivo, también deberías leerla, para saber lo que no te estás perdiendo.

A partir de aquí me voy a centrar en todas esas personas, paradas, vagas, aburridas y un tanto perdidas. Me atrevería a decir, aunque quizás vaya en mi propia contra, que la mayoría de esos desempleados que llenan ya casi el temido 27% son así. Poco emprendedores, vagos, cómodos, nada originales, sedentarios, cero movilidad geográfica, poca ambición, son algunos de los calificativos que me he encontrado al hablar con personas de distinto países a lo largo de los años. Lo peor del todo es que no están del todo equivocados.

¿Qué haces? o mejor dicho, ¿qué sabes hacer? Todos sabemos hacer algo. A lo largo de la vida, se desarrollan las habilidades que nos hacen conocer en qué somos mejores. A su vez, se desarrollan los gustos, y de ahí TÚ desarrollas tu vida. Sólo tienes una oportunidad, así que deberías estar aprovechándola.

Vivimos en otra realidad, en la que hubo pero ya no existe. Lo que todavía existen son las teorías pasadas que somos incapaces de cambiar. A continuación paso a desbancarte alguna de las más conocidas teorías:

  • La idea en la que un día suena el timbre y al abrir la puerta encontrar un contrato que te diga ‘Hola soy tu trabajo, solo estarás conmigo de 8h a 14h y ganarás 2500€/mes, además sólo tienes que cruzar la calle para llegar hasta mi.’, no existe.
  • Infojobs, son los padres. Así que si esperas encontrar el trabajo de tu vida sentadito desde casa, vete comprando en IKEA un buen cojín.
  • NUNCA serás funcionario.
  • Muy probablemente NO trabajarás en aquello que imaginabas los primeros años de carrera.

Después de desmoralizarte un poco o no (eso sí, con un gran toque de realidad) te contaré el otro lado de la realidad que existe pero muy pocos se atreven a conocer.

¿Qué es la leche? ¿y las patatas? ¿las zapatillas? ¿los coches? ¿las casas? ¿la ropa? ¿Sabrías responderme? sino te ayudo yo. Son productos.

¿Qué hacen sus empresas para ganar dinero? Vender sus productos.

¿Y tú que eres? Pues un tetra brik más, la patata que hay en la bolsa, la zapatilla derecha, el Audi, el adosado o la falda monísima de Bershka que esperan ser comprados por alguien. Eres un Producto (en caso de que al leer esto, Risto haya venido a tu memoria como jurado de OT hablando de sus ‘productos’, te comentaré que muchos estudiosos del Marketing mucho tiempo atrás trabajaban esta teoría).

Una vez tengas claro qué sabes hacer y que eres un producto a la espera de ser adquirido, toca el tercer paso. VÉNDETE. Eso sí, cuentas con una ventaja indiscutible. Tú no tienes empresa que te manipule como a los productos de antes. Tú eres tu propia empresa y tu propio producto. Máximo decisor de tus acciones. Eres el encargado de desarrollar tu plan de comunicación, de crear tu anuncio y de decir lo que te dé la gana, cómo, dónde, cuándo y cuánto tiempo quieres que ese anuncio sea visible.

¿Le has contado a los demás qué sabes hacer? Hoy en día, aunque sea un poco pesado en repetirlo, la tecnología pone al alcance de tus manos herramientas de las que desconoces aún todo su potencial y la viralidad que eso conlleva en mucho mayor de la que puedas imaginar. Internet es un medio increíble para venderte, porque no sólo basta con rellenar tu CV en una página web e inscribirte a ofertas todos los días. Es que hay más de 6 millones de personas que están haciendo lo mismo que tú, la probabilidad de que tú seas elegido es muy baja.

Tienes que arrancar y destacar, hay que mover esto. Tú, yo, y todos los demás somos la consecuencia de lo que otros han causado sin ser ellos capaces de arreglarlo. Pero por otro lado, somos responsables de lo que venga a partir de ahora.

¿Por qué no en vez de llamarnos la Generación perdida nos pasamos a llamar la Generación del cambio?

Palabras que nos cuesta poner en marcha como: originalidad, ambición, ganas, y reinvención, son la clave de tu éxito y de tu vida. Son parte de lo que serás mañana. Te enorgullecerá contar qué hiciste, cómo y cuándo lo lograste.

Deja a un lado la pereza, la comodidad, y el sedentarismo. Habrás podido comprobar que no son tus aliados sino tus enemigos.

Vive pensando en qué quieres ser y no en quién te hubiera gustado ser porque sólo nos dan una oportunidad para demostrarlo.

Hoy como sabes, la situación no es alentadora, ni mucho menos gratificante. Debes dejar atrás la mentalidad que el país ha arrastrado todos estos años. Este mundo ya no es como lo habías vivido o como te habían contado que iba a ser ‘cuando fueras mayor’Adáptate, aprovecha el tiempo, no lo pierdas, y sobre todo vive siendo feliz y haciendo lo que te motiva, porque como alguien muy interesante dijo una vez, lo único que no te debería gustar en tu vida es que te va a parecer demasiado corta. Y sólo se vive una vez.

la foto

Y es que todos estamos metidos en el mismo laberinto. Pero mientras la mayoría intentan buscar la salida por el mismo lugar por el que entraron, sólo unos pocos pensarán que quizás, salir por donde entraste no es la solución si no que tiene que haber una salida diferente al otro lado. Estos serán los que consigan el éxito, los que harán algo más por salir de ahí, ya que se diferenciarán del resto. Recapacita, cambia y piensa porque eres tu dueño del laberinto con salida.