Posts etiquetados ‘Internet’

¿Compras a través de Internet habitualmente? ¿En qué te basas para formalizar tu compra online? ¿A quién preguntas tus dudas en un establecimiento físico a la hora de compra?  ¿Confías más en el vendedor del producto o en un usuario desconocido? Respondiendo a todas estas preguntas encontrarás el contenido del post de hoy.

El concepto y la realidad de la compra en sí han cambiado. Recuerda que hace no mucho, por muy joven que seas, el mundo virtual no estaba tan extendido como lo está hoy siendo esto la fuente principal del cambio (en todos los aspectos). El alcance y la cercanía a los productos o servicios generan un cambio en el proceso de compra.

Hace no muchos años, la el proceso de decisión de compra era más corto pero a la vez  inseguro. Me explico. A la hora de formalizar una compra en un establecimiento físico, tu decisión se guiaba en función de tus necesidades y preferencias, pero también un papel muy importante jugaba el vendedor; cómo ese vendedor te vendía el producto o servicio. El trabajo de un vendedor es VENDER, y aunque te acabe convenciendo que es la mejor compra de tu vida, inevitablemente posterior a la compra siempre surgía y surge esa duda o inseguridad acerca de qué has comprado, si debieras haber pedido más opinión, consultar más, etc.

Hoy, y gracias a la revolución de Internet y la creación de la web 2.0, el proceso de decisión de comprar del consumidor ha cambiado. Actualmente, puede ser más largo pero más seguro  (No entro a debatir en la implicación del proceso, ya que no es lo mismo la compra de un cd o de un coche). El consumidor de hoy, tiene a su disposición millones de comentarios, opiniones y de más interacciones antes de lanzarse a la compra de un producto o servicio. Cualquier usuario de la red, lee antes de comprar un producto que tenga cierta implicación.

Por esta razón las páginas se han llenado de valoraciones donde el individuo ha de valorar el producto, el servicio o la atención que recibe.  De hecho, escribo este post a raíz de una compra que realicé por Ebay donde en uno de los correos que envían al formalizar la compra, redactaban lo siguiente:

MUY IMPORTANTE – Le rogamos que no nos de puntuación baja en tiempo de envío, es muy importante para nosotros, la mayoría de las veces es el propio Correos quien se retrasa, gracias.

Por favor no olvides tu voto positivo con 5 ESTRELLAS cuando compruebes la mercancía, es muy importante para nosotros.

Gracias de nuevo por tu compra.

Nuestra opinión cuenta, y en muchos casos es determinante. Consciente de ello, las empresas realizan esta pequeña plegaria para conseguir aumentar su puntuación y poder así orientar al público a la hora de elegir el lugar de la compra.

El concepto ha cambiado de forma fulminante. Antes yo y tú también, creíamos en la marca, ahora nos fiamos más de las redes sociales y otras fuente en Internet. Por esta razón y otras muchas, valoraciones con dos estrellitas no son suficientes para lanzarme a comprar ese producto que tanto deseo.

Corría el año 2000 cuando un ser llamado Internet irrumpía en mi hogar. Algo nuevo, diferente y que parecía tener infinidad de posibilidades, claro que por aquella época yo era un niño y mis intereses estaban bastante más limitados que ahora. Sólo esperaba que llegaran las seis de la tarde para poder apretar ese botón que decía, ‘conectar’ y escuchar ese magnífico ruidito que te sumergía en el mundo online.

En esos años, un nuevo programa hacía pensar que revolucionaría el mundo a través de los mensajes instantáneos.  Windows Messenger Service, que así se llamaba inicialmente, nació el 22 de Julio de 1999 con su versión 1.0. ¿Qué era? ¿Para qué servía? ¿Cómo se usaba? Los más avanzados de la clase, tecnológicamente hablando,claro está, ya usaban este servicio. Como sabrás y recordarás es o era, no sé muy bien qué tiempo utilizar, un servicio de mensajería instantánea que permitía chatear (escribir y no ir de vinos, como diría mi abuela) con tus contactos en tiempo real, a cualquier hora y en cualquier lugar, y lo mejor de todo gratuito, (siempre que tuvieras un ordenador y conexión)! Incluía solo características básicas, tales como mensajería de texto sin formato y una lista de contactos simplificada, pero era más que suficiente para pasar las horas delante de la pantalla hablando de algo seguramente nada interesante. Recuerdo que en esos inicios hablaba con una compañera de clase que ni si quiera tenía cuenta propia en  Hotmail y tenía que conectarse desde la cuenta de su padre. ¡Qué tiempos aquellos!

Microsoft fue realizando actualizaciones  en las que incluía un banner de publicidad rotatorio, capacidad de personalizar la apariencia de la ventana de chat. Sí, sí podías poner la ventana del chat de tu color preferido! Con la versión  3.0 en mayo de 2000 ya se podía hasta realizar trasferencias de archivos de PC a PC y funciones de audio PC a teléfono. Cada vez se hacía más común la frase: Hola, ¿tienes Messenger?  y yo me pregunto, ¿cuántas parejas habrán salido de ahí?

Con el  lanzamiento de WindowsXP  salió  la versión 4.6 de MSN Messenger, en octubre de 2001 (aunque a mi hogar tardaría un poquito más en llegar, tanto el nuevo Windows como el nuevo Messenger, donde estuviera el Windows 98…) incluía cambios importantes en la interfaz de usuario, la función de grupo de contactos, y soportaba las conversaciones de voz. En esta nueva versión se produjo un cambio de nombre, de “MSN Messenger Service” a “MSN Messenger“.

Siguieron actualizando el programita: la versión 5.0 de MSN Messenger el 24 de octubre de 2002 y la versión 6.0 de MSN Messenger que salió el 17 de julio de 2003. Esta última supuso un gran avance puesto que constituía una revisión importante de la plataforma completa, actualizando su interfaz simple basada en texto para incluir elementos personalizables. Ahora tenías iconos mucho más bonitos! Si te enfadabas podías plantar una cara roja, que te apetecía ser simpático, guiñabas un ojo que quedaba fenomenal. Hasta recuerdo un diablo rojo que hacía las delicias de muchos. Ponerte una foto! Podías elegir la foto que prefirieras para que los demás te vieran, y tú a ellos. Es en este punto donde muchos y muchas aprovechaban para exhibirse y mostrar sus dotes de fotógrafos delante de un espejo, ahí se empezaba a crear una raza, pero bueno, no es el tema que me ocupa en este post.

Una actualización, la versión 6.1, se centró en mejorar la ventana de conversación, permitiendo al usuario ocultar el marco de la ventana y la barra de menús y también cambiar el color del tema. Este podía establecerse de forma diferente para cada usuario. Otra actualización, la versión 6.2, fue lanzada el 22 de abril de 2004.

Pero la absoluta revolución, o por lo menos yo así la recuerdo se produjo con la llegada de la versión 7.0 el 7 de abril de 2005. Esta versión aportó los guiños, esos monigotes graciosísimos que invadían tu pantalla y eran capaz de sacarte una sonrisa cada vez que te los enviaban, o al menos las primeras veces. El cerdito que caía desde arriba, el chico patinando, y alguno más que no recuerdo acompañados de un simpático sonido. Pero lo que con más cariño recuerdo son los Zumbidos. Cómo molestar al compañero de conversación cuando no te contestaba o no te hacía caso, produciendo una vibración de su pantalla y un sonido un tanto estridente.  Aparecieron también los juegos, el mítico buscaminas ahora era mucho más divertido, banderitas de color rojo o azul según cuál fuera tu equipo, las damas o el juego de los diamantes entre otros! Por otro lado, podías cambiar el estado. Confiésalo, ¿ cuántas veces has entrado en No conectado para cotillear?, o ¿cuántas te has puesto en No disponible para no hablar con alguien? ¡También si tenías unas webcam y micro podías ver y hablar con el otro! ¡Una pasada y ya creías que lo habías visto todo!


La última versión de MSN Messenger antes del cambio de nombre, la versión 7.5, fue lanzada en agosto de 2005. Sus nuevas características incluían fondos dinámicos y el controlador de Protocolo “msnim”, que permitía sitios Web para proporcionar enlaces que añadir a un contacto o iniciar conversaciones automáticamente. Además, una nueva característica de clips de voz permitía que los usuarios mantuvieran presionada la F2 y grabaran un mensaje de un máximo de quince segundos para después enviarlo al destinatario.

Ya por esos años, el medio social o social media comenzaba a avanzar a pasos de gigante y lo que podría ser considerado el padre o la madre (como más te guste) de las redes sociales, necesitaba mejoras muy rápidas capaces de atraer y mantener a sus clientes. Como parte de este esfuerzo MSN Messenger cambió a “Windows Live Messenger” comenzando con la versión 8.0.

Llegó la era LIVE. La primera versión beta de la recién renombrada Windows Live Messenger, Beta 1, salió en diciembre de 2005. Permaneció en línea y utilizable alrededor de un mes hasta que una característica de la actualización automática obligó a instalar la Beta 2. Conocidos errores dentro de esta versión incluyen la función de conversación sin conexión (mensajes que no llegaban, y te salía en rojo y tú te cabreabas por momentos).

La segunda beta de la versión 8.0, Beta 2, salió el 26 de febrero de 2006. se mejoró el tema general de esta versión, fijación y mejora de varios lugares más pequeños en el programa. La versión beta final, Beta 3, fue lanzado el 2 de mayo de 2006, fue casi idéntica a la final. Los principales cambios y adiciones incluidas nuevos iconos para el programa, PC-a-teléfono, una nueva imagen de pantalla de predeterminado, la ventana de Windows Live hoy (cómo me molestaba esa ventana cada vez que iniciaba sesión!) y mejoras en la agrupación de mensajes secuenciales de cada contacto. El lanzamiento final y oficial de la versión de Windows Live Messenger 8.0 fue el de 19 de junio de 2006.

La primera actualización a Windows Live Messenger fue en octubre de 2006, con el lanzamiento de la Beta 1 de la versión 8.1. Se hizo sin grandes cambios, pero se incluyeron varios cambios menores. Los cambios y adiciones incluyen la adición de la característica de identidad móvil (para mostrar de un usuario nombre e imagen aparecerá en cualquier equipo), una nueva apariencia de tarjeta de contacto, guiño, foto de visualización y menús de fondo, un libro de teléfono SMS en el menú principal que permite la asociación y la edición de un número de teléfono del contacto y el texto que permite mensajería a un contacto, un botón de “salir” del menú de Estado, una opción de “denunciar los abusos” en el menú de ayuda, la posibilidad de charlar con los usuarios de Yahoo introducidos con 8.1 , por lo que Windows Live Messenger cambia automáticamente a “Ocupado” en el modo de presentación.

Con Windows Messenger Live 8.5 se realizaron grandes cambios pero el producto ya había entrado en su fase de declive y más que remontar con las mejoras, caía cada vez más y se usaba menos. Creo recordar que fue por esta época cuando Messenger salió de mi vida. Conocí otras alternativas, otros servicios, y por qué no decirlo, otras modas actuales como Facebook o Tuenti.

Microsoft no se quería rendir y apostaba aún por la supervivencia de su producto, así que llegó Windows Live Messenger 2009  que fue designada originalmente versión 9.0. Esta versión tenía cambios significativos (inicio simultáneos de varios equipos, las imágenes para mostrar fueron movidas a la parte izquierda, etc.) pero no aportaban nada nuevo al consumidor.

Windows live Messenger 2011 o 15.0 fue la siguiente versión donde ya se introducía  Windows Live Essentials es un completo paquete de software gratuito para Windows que ofrece, Messenger, Movie Maker, Picture Gallery y Mail.

Finalmente en su última apuesta por el producto, el 7 de agosto 2012 Microsoft entrega una nueva versión de la suite Windows Essentials 2012, que incluye Windows Live Messenger 2012.

La batalla estaba perdida, la revolución del social media había ganado, Twitter, Facebook, Instagram, entre otros muchos, habían ganado la batalla, sólo quedaba asumirlo y tomar una decisión.

Microsoft anunció en noviembre de 2012 que retiraría Windows Live Messenger y que su red se integraría en Skype en los próximos meses. Pero Messenger seguirá existiendo en China continental. Las cuentas de los usuarios se enlazarán de manera automática a Skype, sin que se pueda optar por cualquier otra opción de migración.

La transición comenzó el 15 de marzo del 2013. Desde entonces el cliente de Windows Live Messenger no puede de acceder al servicio y está obligado a instalar Skype sino quiere perder sus contactos.

Por mi parte, y supongo que por la tuya también, quizás en diferentes épocas de nuestras vidas, dejamos allí  muchas horas, muchas conversaciones, muchos nuevos amigos, ligues, fotos, juegos, risas, recuerdos, anécdotas y sobre todo y sin ser consciente de ello, eso se ha convertido hoy en una relación truncada por la evolución tecnológica.